¿QUÉ ES LA LUTEÍNA?

La luteína es un antioxidante producido por las plantas que pertenece a la familia de los carotenoides.

Se le llama el “carotenoide amarillo”, porque en lugar de aportar una coloración naranja o rojiza, como otros carotenoides, aporta una tonalidad amarillenta a los vegetales. No obstante, otros pigmentos, como la clorofila, lo pueden camuflar. Este antioxidante es responsable en parte de la coloración de hojas y frutos de diversas especies vegetales.

Puede encontrarse también en algunos tejidos animales, pero solo porque estos la han adoptado a través de la alimentación. Por ejemplo, la coloración anaranjada de la yema del huevo proviene de su alto contenido en este componente y otros carotenoides.

Luteína producida por plantas caretonoides
Luteína en la fruta madura

¿Para qué sirve la luteína?

 

Es un potente antioxidanteque producen las plantas cuando están expuestas al sol. Su función en los vegetales es proteger a las células de la acción dañina de los radicales libres que aparecen debido a las radiaciones solares. Por esta razón, en algunas plantas que reciben mucho sol aparecen coloraciones amarillentas y rojizas, aunque la mayor parte de las veces quedan ocultas por la acción de la clorofila (color verde). En cuanto a los frutos, la concentración de luteína aumenta a medida que se desarrollan, y esa es la razón por la cual cambia la coloración de la fruta madura.

 


Luteína presente en la retina

En los animales también puede encontrarse esta molécula concentrada en algunos tejidos. Por ejemplo, se ha detectado que las personas tenemos mayor cantidad en la retina que en cualquier otro tejido del cuerpo. Se considera que la luteína actúa en el ojo como pigmento macular para la absorción de ciertos tipos de luz.

Alimentos ricos en Luteína

 

Esta molécula es producida por las plantas, aunque también puede encontrarse en pequeña proporción en el cuerpo de los animales que la adquieren a través de su alimentación.

Los alimentos en los que se encuentra esta molécula son:

 

  • Las frutas, especialmente cuando han madurado en el árbol. Por ejemplo, podemos encontrar un buen aporte de este componente en albaricoques, mandarinas, naranjas, melocotones y sandía.
  • Los vegetales de hoja verde oscuro, ya que esto es una señal de que han crecido al sol. Por ejemplo, las espinacas o la lechuga son verduras con un aporte alto de este componente.
  • Los frutos secos también pueden aportar cantidades modestas de luteína a nuestra alimentación.
  • En cuanto a productos de origen animal, el huevo es el más rico en este antioxidante y otros antioxidantes carotenoides. En este caso, se encuentra concentrada en la yema del huevo. Dado que la concentración de este componente en los tejidos animales depende de su alimentación, en este caso la cantidad que podamos encontrar en un huevo dependerá de la alimentación que haya tenido la gallina.

 

Además de estar presente en ciertos alimentos, existen complementos alimenticios en el mercado que pueden incluir Luteína entre sus ingredientes.

 

 

Naranja, huevo y espinacas, ricos en luteína
Platos de la dieta mediterránea


La luteína es un potente antioxidante que se encuentra principalmente en los vegetales. Sigue una dieta variada y equilibrada, rica en verduras, hortalizas y frutas de temporada para aprovechar todos los beneficios de la luteína.


REFERENCIAS:

1.- Nelson DL,Cox MM. Lehninger Principios de bioquímica. 5ª Ed. Barcelona: Ediciones Omega;2009

2.- Gil Hernández A, et ál. Tratado de Nutrición. Tomo I: Bases fisiológicas y bioquímicas de la nutrición. 2ª Ed. Madrid Panamericana; 2013

3.- Gil Hernández A, et ál. Tratado de Nutrición. Tomo II: Composición y calidad nutritiva de los alimentos. 2ª Ed. Madrid Panamericana; 2013

4.- Gil Hernández A, et ál. Tratado de Nutrición. Tomo III: Nutrición humana en el estado de salud. 2ª Ed. Madrid Panamericana; 2013

5.- Gil Hernández A, et ál. Tratado de Nutrición. Tomo IV: Nutrición y enfermedad. 2ª Ed. Madrid Panamericana; 2013

6.-Meléndez-Martínez AJ, Vicario IM, Heredia FJ. Importancia nutricional de los pigmentos carotenoides. ALAN. 2004, vol. 54, num. 2