La importancia de la proteína en la nutrición

La importancia de la proteína en la nutrición

¿SIGUES UNA DIETA ADECUADA PARA TUS NECESIDADES DE PROTEÍNA?

Para evitar la pérdida de masa muscular en personas mayores con alguna patología crónica o aguda, se recomienda una ingesta de proteínas diaria entre 1, 2 - 1, 5 gramos por cada kilo de peso.

Pero no solo es necesario que te fijes en la cantidad de proteína diaria que ingieres, también es importante distribuirla de una forma adecuada en las comidas principales.

Si en tu día a día te cuesta llegar a la ingesta adecuada de proteínas, puedes apoyarte en soluciones nutricionales que, además de contener vitaminas y minerales, aportan la proteína extra que tu cuerpo necesita para ayudarte a mantener tu calidad de vida durante la entrada a la madurez y el proceso de envejecimiento.

LA PIRÁMIDE DE LA ALIMENTACIÓN SALUDABLE. ¡TENLA PRESENTE!

Además del papel relevante de la proteína en la dieta, la Pirámide de la Alimentación Saludable de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) puede servirte de guía para una adecuada alimentación.

Pirámide de la alimentación saludable. SENC, 2016.

En ella encontrarás las recomendaciones de frecuencia y cantidad de cada grupo de alimentos. Puedes compararla con tus hábitos, e incluso decidir tus menús con base a estas recomendaciones.

10 CONSEJOS PARA UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE

1. ¡Recuerda que el desayuno es la comida más importante del día! Intenta siempre incluir un lácteo (leche, yogur, queso), cereales y alguna pieza de fruta.

2. Realiza como mínimo entre cuatro y cinco comidas diarias masticando bien los alimentos.

3. Recuerda que hay alimentos que deben ser ingeridos diariamente. Entre ellos, los cereales integrales, legumbres, patatas, verduras, frutas y hortalizas, que aportarán la fibra que tu cuerpo necesita para regular tu tránsito intestinal. Los lácteos y el aceite de oliva no deben faltar tampoco cada día en tu dieta.

4. Otros alimentos importantes son el pescado azul y los huevos, que te aportan la cantidad necesaria de vitamina D, calcio y proteínas para mantener en forma los músculos y tener unos huesos sanos.

5. Intenta disminuir lo máximo posible el consumo de fritos y rebozados. Para ello, te aconsejamos que cocines los alimentos al vapor, al horno o a la plancha.

6. Evita o reduce el consumo de alimentos como la carne roja, embutidos, azúcares, dulces y bebidas azucaradas.

7. Toma entre 1, 5 y 2 litros (4-6 vasos) de líquidos al día (agua, leche, infusiones, caldos, etc.). Con la edad perdemos la sensación de sed, por eso te recomendamos que seas consciente de lo que bebes cada día.

8. Realiza actividad física diaria. Caminar o nadar son actividades que pueden realizarse de forma frecuente y son beneficiosas para prevenir problemas de salud.

9. Evita el tabaco y el consumo de bebidas alcohólicas.

10. Intenta comer siempre que puedas en compañía.

¡ÚNETE A NUESTRA NEWSLETTER!

Sigue cuidando tu nutrición y bienestar con nuestras promociones y descuentos especiales.