Incluir antioxidantes en la dieta ayuda a retrasar los efectos del enjevecimiento

Los primeros efectos del envejecimiento se notan en la piel, pero su origen está en el interior de la célula.

Descubre por qué una dieta rica en vitaminas y minerales antioxidantes puede ayudarte a reducir los efectos de la oxidación celular.

Antioxidantes y sistema inmunológico
iStock-476200301--

    El envejecimiento y sus causas



    Conocer las causas del envejecimiento ha sido objeto de estudio científico durante las últimas décadas, y lejos de resultar una pregunta de fácil respuesta, cada vez surgen más interrogantes alrededor de esta cuestión.

    Lo que sí parece claro es que no hay una causa única. No obstante, hay multitud de evidencias que relacionan la acumulación de radicales libres con éste.
    El proceso de vejez está asociado a diversas alteraciones.
    La vejez no es solo un cambio visible, sino también invisible para nuestros ojos, porque su origen está en el interior de las células que forman nuestro organismo. Se trata del resultado de alteraciones celulares debidas a la acumulación de radicales libres. Además, con la edad también aparecen enfermedades asociadas, como las cataratas, o las enfermedades cardiovasculares.
    Cuando estas dolencias, junto con otros signos de la edad, aparecen a edades tempranas, hablamos de envejecimiento prematuro.
    Cuidarse a tiempo mediante un estilo de vida activo, evitar los hábitos tóxicos y tener una alimentación saludable es la clave para prevenirlo.


    Envejecimiento y radicales libres



    Los radicales libres son sustancias muy oxidativas que se forman como consecuencia del metabolismo de los alimentos, entre otras actividades, y también por acción de tóxicos sobre nuestro organismo, como el alcohol, el tabaco o la polución.

foto-direita-2

    Los radicales libres oxidan nuestras células y se ocasionan daños que afectan a nuestros tejidos.

    Con el tiempo, estos daños pueden observarse en la piel, pero también están presentes en el resto de los órganos, originando asimismo algunas de las enfermedades crónicas que se asocian a la vejez.

    Afortunadamente, nuestro organismo cuenta con mecanismos para mantener a raya estas sustancias oxidativas: los antioxidantes capturan y neutralizan estas sustancias, volviéndolas inocuas.

    Durante la niñez y la juventud, este sistema se mantiene en equilibrio.
    Sin embargo, a partir de la edad madura, los radicales libres comienzan a acumularse en el interior de las células.
    Este proceso se denomina estrés oxidativo, y es la causa de daños celulares que pueden llegar a ser irreparables.

antioxidante_b
antioxidante



    Cómo los antioxidantes ayudan a evitar el envejecimiento prematuro


    Estas sustancias, presentes en los alimentos, nos aportan las herramientas necesarias para mantener a raya el estrés oxidativo.

    Así, las vitaminas y los minerales antioxidantes neutralizan la oxidación celular, detienen el daño en los tejidos y ayudan a prevenir la aparición de las enfermedades relacionadas con la edad.

    • El estado nutricional está relacionado con los procesos mentales. El consumo de alimentos antioxidantes ayuda a proteger la pérdida de memoria y otros deterioros mentales asociados a la edad. Una dieta rica en vitamina B2, vitamina C y vitamina E, además de ácido fólico, zinc, selenio y otros minerales, ayuda a mantener una mente joven.

    La pérdida de visión asociada a la vejez se relaciona con el estrés oxidativo. El deterioro de la visión que afecta a casi el 50% de las personas mayores de 75 años, se puede prevenir mediante una dieta rica en vitaminas antioxidantes, principalmente vitamina C, vitamina E y carotenoides.

    • Con la edad también puede perderse el sentido del gusto, y por eso se nota la comida más sosa o amarga. Esta deficiencia puede llegar a corregirse mediante el uso de suplementos con minerales antioxidantes, como el zinc o el selenio.

    El uso de complementos con minerales antioxidantes, como el zinc o el selenio puede ayudar a revertir los problemas de sabor debidos a vejez.




Sistema fuerte


    Una alimentación rica en estas vitaminas y minerales puede ayudar a prevenir algunas de las enfermedades asociadas al paso de los años.

    Reducir los radicales libres en el organismo mediante la nutrición puede ser una buena estrategia para retrasar el envejecimiento y las enfermedades degenerativas asociadas a la edad.

Alimentos



    Los alimentos antioxidantes: vitaminas y minerales en tu dieta diaria


    Algunos de los más potentes son:

    Los frutos rojos. Son muy ricos en vitamina C, carotenoides, vitamina E y flavonoides.

    Los vegetales de hoja verde, especialmente si se toman crudos, aportan ácido fólico, vitamina C y vitamina A.

    El aguacate, el aceite de oliva y los frutos secos sonvegetales ricos en grasas de alta calidad.
    Estos alimentos nos aportan grandes dosis de vitamina E, luteína, vitamina C y otros muchos nutrientes.

    La leche y la carne aportan vitamina B2, selenio y zinc.

    El marisco es un alimento que proporciona minerales como el selenio y el zinc, y además no tiene un exceso de grasas saturadas.

    •Los cereales integrales son ricos en vitaminas y minerales antioxidantes, como la vitamina B2 y selenio.

    Una dieta variada, basada en productos frescos, es la mejor herramienta para prevenir el envejecimiento prematuro.






    Con la edad también puede perderse el sentido del gusto, y por eso se nota la comida más sosa o amarga. Esta deficiencia puede llegar a corregirse mediante el uso de suplementos con minerales antioxidantes, como el zinc o el selenio. o suplementos ricos en antioxidantes para sentirte mejor cada día y ayudar a prevenir el envejecimiento prematuro.
010Antioxidante

    Referencias

    1. Gil-Hernández A, et ál. Tratado de Nutrición. Tomo I: Bases fisiológicas y bioquímicas de la nutrición. 2ª Ed. Madrid: Médica Panamericana; 2013
    2. Gil-Hernández A, et ál. Tratado de Nutrición. Tomo III: Nutrición humana en el estado de salud. 2ª Ed. Madrid: Médica Panamericana; 2013
    3. Zhang YJ, Gan RY, Li S, et ál. Antioxidant Phytochemicals for the prevention and treatment of Chronic Diseases. Molecules. 2015 Nov 27;20(12):21138-56
    4. Zorrilla-García AE. El envejecimiento y el estrés oxidativo. Rev Cubana Invest Bioméd v.21 n.3 Jul-Sep 2002