LOS BENEFICIOS DEL EJERCICIO EN TU MOVILIDAD ARTICULAR, MUSCULAR Y ÓSEA

Puede que en estos momentos no te sientas preparado para tu primera maratón (¡o quizá sí!), pero hacerte mayor no significa que no puedas perseguir tus sueños.

 

Uno de los beneficios del ejercicio es que supone una manera clave de mejorar tu movilidad, tanto articular como muscular y ósea, de mantenerte en forma y de llevar la vida plena que deseas. De hecho, según Harvard Health, la división de publicaciones de la Facultad de Medicina de Harvard, las personas de edad avanzada que practican ejercicio físico diario ligero tienen un 28 % menos de probabilidades de experimentar una disminución de la movilidad.

 

Así que sigue leyendo para descubrir una triple acción eficaz sobre tu movilidad y fuerza en articulaciones, músculos y huesos, a través de ejercicios aeróbicos para adultos y una correcta actividad física.

 

Mujer adulta paseando por el campo
Persona adulta con dolor en la rodilla

¿Por qué se reduce la movilidad/flexibilidad con los años?

Las articulaciones, los músculos y los huesos son lo que te permite mantenerte activo. Sin embargo, al ir acumulando años, estos pueden verse afectados de diferentes formas como una reducción del espesor del cartílago (componente clave de las articulaciones), pérdida de masa muscular y disminución de densidad y calidad ósea. Como consecuencia, puede producirse artritis, dolor articular, osteoporosis y fractura de cadera. No obstante, una actividad física regular adaptada y una dieta variada y equilibrada pueden ayudarte a mantener sanos músculos, huesos y articulaciones, resultado de un correcto mantenimiento, contribuyendo así a tu objetivo de permanecer activo y fuerte.

Grupo de mujeres andando

Algunos ejercicios aeróbicos con los que llevar una vida más saludable

 

Ya sea en un paseo de tiendas o una excursión por el campo, caminar es un gran ejercicio aeróbico de bajo impacto que mantiene el cuerpo en movimiento. Una forma de garantizar que no realices un sobreesfuerzo es mantener una conversación mientras caminas. Si te resulta difícil hablar y caminar a la vez, es probable que estés forzándote demasiado. Otra forma de practicar un ejercicio aeróbico para adultos mientras te diviertes es bailar.

Levanta pesos ligeros para mantenerte activo

 

Puedes utilizar pesas o incluso un par de botellas pequeñas de agua en tu propia casa para realizar ejercicios suaves de amplitud de movimiento y mantener las articulaciones flexibles y los músculos fuertes. Intenta sujetar los pesos a cada lado del cuerpo mientras giras los hombros hacia delante y hacia atrás. A continuación, levanta los brazos por encima de la cabeza. Si aumentas gradualmente el peso a la vez que sigues una dieta adecuada, con el tiempo podrás experimentar otro de los beneficios del ejercicio mejorar la fuerza muscular, lo que también puede beneficiar a las articulaciones y los movimientos articulares.

 

Mujer adulta practicando ejercicio físico

NADAR PARA GANAR FUERZA

 

La natación también puede ser una excelente actividad física cardiovascular para mantener las articulaciones flexibles y fortalecer los músculos, gracias a la resistencia que opone el agua, pero también al sutil apoyo que ofrece a tus articulaciones. En la piscina, intenta cambiar los estilos: empezando por largos de piscina a estilo libre, pasando de la braza a un crol suave o a espalda. ¡Y no olvides calentar antes de empezar!

Mujer practicando natación

Los tres puntos más importantes que debes recordar en cuanto al deporte y que te permitirán aprovechar todos los beneficios del ejercicio son:

a) saber cuándo parar; cualquier dolor agudo es una señal para dejarlo;

b) llevar calzado de calidad y con una buena base, especialmente para las rodillas sensibles; y

c) asegurarte de que tu alimentación sea variada y equilibrada y contenga los niveles recomendados de proteína, calcio, vitamina D y vitamina C. Si en algunos periodos con la dieta no lo consigues, puedes tomar complementos alimenticios.

 

Toda la actividad física siempre tiene que estar adaptada a la capacidad y limitaciones de cada persona. ¡Incorpora ejercicio a tu rutina diaria y permítete llevar la vida activa y dinámica que deseas!

Mujer alegre en la playa
Doctor


Ten en cuenta que, en el caso de que ya estés tomando otros complementos alimenticios deberás consultar a tu médico, nutricionista o farmacéutico antes de realizar cambios en tu dieta o tomar otro complemento.