El cansancio, la debilidad muscular y la falta de energía no son solo cuestión de vitaminas

¿Sientes debilidad muscular y cansancio? Hablamos de las posibles causas y soluciones para que encuentres la forma de tener más energía para ti.

 

¿A menudo te sientes con cansancio extremo, debilidad muscular o con falta de energía?

 

En nuestra sociedad cada vez nos exigimos más, y además queremos aprovechar todas las oportunidades que nos ofrece la vida para vivirla con plenitud. Por eso no nos conformamos con la fatiga, sino que queremos encontrar la forma de tener más energía para llegar adónde nos propongamos.

 

Sentirse cansado no es obligatorio, ni algo que no se pueda remediar. Conocer las causas y buscar la solución más adecuada puede ser muy útil para fortalecernos y activarnos.

 

Ccómo acabar con los problemas de fatiga crónica y debilidad y dolores musculares
Mujer adulta con fatiga

¿POR QUÉ ME SIENTO CANSADO?


Existen muchas causas para la sensación de cansancio.  Es importante diferenciarlas para poder encontrar el remedio para tener más energía de una manera eficaz.

En ocasiones podemos sentirnos cansados, fatigados o con somnolencia porque no descansamos adecuadamente. Dormir poco o mal es una de las causas del cansancio más comunes. Las preocupaciones, los trastornos del sueño y otros motivos pueden afectar a la conciliación y desarrollo de un sueño reparador.

Otra posible causa de fatiga son los desequilibrios hormonales o incluso los cambios hormonales normales que se producen a lo largo de la vida, como en la menopausia. Por ejemplo, las personas que padecen enfermedades relacionadas con la tiroides (hipotiroidismo) pueden sentirse débiles muscularmente y abatidas. En estos casos, es necesaria la valoración y seguimiento por parte de un profesional de la salud.

Hombre adulto sintiéndose cansado

El déficit de hierro en el organismo también puede dar como resultado agotamiento o debilidad muscular. El hierro es un elemento necesario en los glóbulos rojos de nuestra sangre para transportar el oxígeno por todo nuestro organismo y permitir que respiren nuestras células. Si la cantidad de hierro no es la adecuada, no podemos funcionar adecuadamente. Por esta razón, algunas personas pueden beneficiarse de los alimentos y suplementos ricos en hierro para mejorar el cansancio y tener más energía.

 

Asimismo, la carencia de determinadas vitaminas, como la B2 y la B12, se relacionan con la fatiga y es una de las causas de la aparición de ésta. Las vitaminas B2 y B12 provienen de los alimentos que tomamos, por lo que una dieta inadecuada o una mala absorción pueden ser razones de su déficit. Algunas personas pierden progresivamente la capacidad de asimilar estas vitaminas con la edad. Según un estudio de gerontólogos españoles, el 16,5% de las personas mayores de 65 años padecen déficit de vitamina B12. cuidar la dieta y, si es necesario, tomar un suplemento de estas vitaminas puede ser una buena idea para combatir el cansancio y tener más energía.

EL ORIGEN DEL CANSANCIO PUEDE ESTAR EN TUS MÚSCULOS

 

Quizá las causas del cansancio mencionadas anteriormente ya te resultaran conocidas. No obstante, hay un factor importante en la aparición de la fatiga relacionado con la edad que solemos pasar por alto: nuestros músculos.

 

Cuando nuestros músculos se debilitan, se debilita todo nuestro cuerpo y aparece la fatiga. La musculatura es el motor de nuestro cuerpo: el movimiento y, por tanto, cualquier actividad, implica trabajo muscular. No es solo cosa de deportistas: todas las tareas cotidianas necesitan a los músculos de nuestro cuerpo fuertes.

 

Sin embargo, el músculo se va reduciendo progresivamente con la edad. Aproximadamente a partir de los 40 años, todas las personas empiezan a perder masa muscular y fuerza, afectando a nuestra capacidad funcional.

Gráfico sobre el aumento de la debilidad muscular conforme avanza la edad

Este cambio, que es natural y progresivo, puede ser más o menos acusado según el estilo de vida. Las personas que mantienen una dieta rica en proteínas de alta calidad y hacen algún ejercicio mantienen mejor su musculatura. Sin embargo, quienes no llevan a cabo estos cuidados, pueden tener una pérdida funcional que llegue a afectar a su calidad de vida.

 

Si te sientes fatigado a menudo y hace años que pasaste los 40, considera la posibilidad de que tus músculos necesiten un plus para recuperar tu energía. Tener un estilo de vida saludable y tomar una cantidad adecuada de proteínas de alta calidad es el camino para cuidar de tu musculatura, reducir la debilidad muscular y conservar todas tus fuerzas, siendo una de las mejores formas para tener más energía, todos los días.

Mujer comiéndose una manzana

EL CANSANCIO NO VA SOLO DE VITAMINAS


Cuando buscamos una solución para la fatiga, es habitual recurrir a los multivitamínicos. Aunque pueden ser beneficiosos en algunos casos, no siempre van a aportar al organismo todo lo que necesita.

Por eso, optar por un alimento con vitaminas y minerales y, además, rico en proteínas de alta calidad, como las de la leche, puede ser una solución más adecuada para combatir el cansancio y la fatiga y tener más energía. ¿No sabes cómo empezar? Echa un vistazo a nuestra selección de recetas.

No dejes que la debilidad muscular y el cansancio puedan contigo: ¡busca ayuda, adapta tu dieta y ten más fuerza !

Ten en cuenta que, en el caso de que ya estés tomando otros complementos alimenticios deberás consultar a tu médico, nutricionista o farmacéutico antes de realizar cambios en tu dieta o tomar un suplemento.

REFERENCIAS:

Vazquez-Pedrazuela MC, et ál. El déficit de vitamina B12 y ácido fólico en la población mayor de 65 años: estudio descriptivo. Rev Esp Geriatr Gerontol. 2012;47(6):259-261