Antioxidantes: nutrientes clave para tu sistema inmunológico


    Cubrir las cantidades adecuadas de antioxidantes en todas las etapas de la vida nos ayuda a sentirnos bien. Pero a medida que nos hacemos mayores, todavía será más importante incluir estas sustancias en nuestra dieta, ya que nuestro sistema inmunológico se vuelve más susceptible a las infecciones. Una dieta rica en estos nutrientes es una ayuda extra para mantener activo nuestro sistema inmunitario.
Pareja adulta con vitalidad
Grupo de mujeres adultas

 

Antioxidantes, la llave de la salud

 

Se trata de nutrientes y sustancias naturales esenciales que contribuyen al mantenimiento óptimo del estado de salud, al tener la capacidad de capturar y neutralizar los radicales libres.

 




    Los radicales libres son sustancias muy oxidantes que dañan las células y el ADN.

    Aparecen durante la digestión de los alimentos, y también debido a la exposición al sol (rayos UVA) y a la contaminación. Son los culpables del envejecimiento celular.

Célula oxidada por radicales libres
Selenio, Zinc y Vitaminas B2 y C contra los radicales libres


    Nuestro organismo tiene sistemas de defensa contra los radicales libres, pero necesitan determinados nutrientes para poder funcionar: los minerales y las vitaminas antioxidantes.
    El selenio, el zinc, la vitamina B2 o la vitamina C son algunos de ellos.


    Es fundamental incluir alimentos con estos minerales y vitaminas en nuestra dieta cada día, porque forman parte de la maquinaria que repara nuestro organismo. 



    Los nutrientes que actúan como antioxidantes


    Diversas vitaminas, minerales y otras sustancias, tienen esa función en nuestro organismo.

    Algunos de los alimentos con estas sustancias son los frutos rojos, el aceite de oliva, los vegetales frescos, o el cacao y también bebidas como el o el vino tinto.

    Alimentos con antioxidantes


    • Los vegetales frescos son muy ricos en vitamina C y carotenoides, especialmente cuando no han sido cocinados y están recién cortados o pelados.
    Un zumo de naranja industrial puede contener solo un 10% de vitamina C en comparación a un zumo recién exprimido.

    • Los lácteos, la carne o el marisco son ricos en zinc y selenio, y también en vitaminas como la vitamina B2.

    • Los cereales integrales también nos aportan una buena cantidad de selenio y vitamina B2.

    Por el contrario, dietas pobres en vegetales frescos y malos hábitos como el consumo de alcohol y tabaco favorecen la aparición de radicales libres.




Alimentos con vitaminas y minerales antioxidantes
Mujer adulta comprando fruta

    Un sistema inmunológico fuerte para estar bien



    El sistema inmunológico, que nos protege de los agentes infecciosos como bacterias, virus y parásitos, puede verse afectado por una mala alimentación o malos hábitos de salud como el consumo de tabaco y alcohol.

    Además, con la edad la respuesta de nuestro sistema inmunitario se vuelve más lenta y somos más susceptibles a padecer enfermedades infecciosas

    Las deficiencias de algunos minerales y vitaminas, como la vitamina C o el zinc, se relacionan con las alteraciones del sistema inmunitario atribuidas a la edad.
    La nutrición es un factor importante para asegurar el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

    Reponer los niveles adecuados de estos nutrientes puede ayudar a la función inmunitaria y a la resistencia a las infecciones.
Mujer estornudando
Frutos rojos antioxidantes

    Cómo los alimentos ricos en antioxidantes ayudan a tu sistema inmunológico


    Contra una infección o un proceso inflamatorio, nuestro organismo produce gran cantidad de radicales libres para defenderse de los microbios invasores.

    Los antioxidantes son necesarios para regular estas reacciones y evitar que se produzcan daños en las células sanas.

    El equilibrio entre el proceso de oxidación y la disponibilidad de estos nutrientes es vital para nuestra salud.

    Beneficios sobre el sistema inmunológico:


    • La vitamina C. Las células del sistema inmunológico utilizan esta vitamina para llevar a cabo sus funciones antimicrobianas.

    • El zinc. En nuestro organismo tiene un importante papel en la regulación y activación del sistema inmunológico.

    • El selenio. Contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario y a la protección de las células frente al daño oxidativo.

    • La vitamina B2 o riboflavina. Esta vitamina contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo.


    Los hábitos de vida saludables y una dieta rica en alimentos antioxidantes son fundamentales para mantener sano y activo nuestro sistema inmunológico.

    Aportando a tu dieta nutrientes o suplementos antioxidantes cada día, alimentas tu sistema inmunitario y podrás recuperarte antes de las infecciones.
Pareja comiendo de forma saludable

    Referencias

    1.Gil-Hernández A, et ál. Tratado de Nutrición. Tomo I: Bases fisiológicas y bioquímicas de la nutrición. 2ª Ed. Madrid: Médica Panamericana; 2013
    2.Gil-Hernández A, et ál. Tratado de Nutrición. Tomo III: Nutrición humana en el estado de salud. 2ª Ed. Madrid: Médica Panamericana; 2013
    3.Puertollano MA, Puertollano E, Álvarez de Cienfuegos G, et ál. Dietary Antioxidants: Immunity and Host Defense. Current Topics in Medicinal Chemistry, 2011, 11, 1752-1766
    4.Calder PC, Kew S. The immune system: a target for functional foods? Br J Nutr. 2002 Nov;88 Suppl 2:S165-77
    5.Duntas LH, Benvenga S. Selenium: an element for life. Endocrine (2015) 48: 756
    6.Wintergerst ES, Maggini S, Hornig DH. Immune-enhancing role of vitamin C and zinc and effect on clinical conditions. Ann Nutr Metab. 2006;50(2):85-94